Corr . geme si me equivoco

Corrección de textos especializada en
páginas webs, blogs y productos digitales

Probablemente nunca te hayas dado cuenta del alcance y el impacto que tienen tus palabras. Ninguna marca se puede permitir el lujo de publicar un texto mal escrito,
¿sabes por qué?

No te van a tomar en serio.
Un texto mal redactado y con erratas transmite falta de profesionalidad y de calidad. Si generas una mala impresión en la primera toma de contacto con un potencial cliente, después te resultará muy difícil quitarla.

No van a confiar en ti.
En internet, la confianza es el elemento clave para que una persona te compre. Si conectas con tus clientes a través de lo que dices y les muestras correctamente el valor que tienen tus productos o servicios, empezarán a fiarse de tus palabras. Y para ello es imprescindible que tus textos estén impecables.

No van a estar dispuestos a comprarte.
Un texto mal escrito no conecta con la persona que lo está leyendo. Si tu potencial cliente tiene que leer varias veces una frase para comprender lo que le estás diciendo, se irá de tu página. Porque un cliente confuso nunca compra ni contrata servicios.

Tener textos con faltas o mal redactados
es como tener 
un trozo de lechuga entre los dientes 
mientras estás dando una conferencia. 

Tu mensaje puede ser interesantísimo,
pero tu audiencia no puede dejar de mirar eso y no se concentrará en nada más.

Tener textos con faltas o mal redactados
es como tener 
un trozo de lechuga entre los dientes 
mientras estás dando una conferencia. 

Tu mensaje puede ser interesantísimo,
pero tu audiencia no puede dejar de mirar eso y no se concentrará en nada más.

Soy Sara Rincón y desde Corrígeme si me equivoco ayudo a que las empresas y profesionales con presencia digital publiquen textos a los que no les sobre ni les falte de nada.

Porque, si quieres vender, debes causar buena impresión desde el primer momento, dar una imagen profesional y transmitir lo que eres y lo que haces sin faltas, sin errores, sin malentendidos.

Soy Sara Rincón y desde Corrígeme si me equivoco ayudo a que las empresas y profesionales con presencia digital publiquen textos a los que no les sobre ni les falte de nada.

Porque, si quieres vender, debes causar buena impresión desde el primer momento, dar una imagen profesional y transmitir lo que eres y lo que haces sin faltas, sin errores, sin malentendidos.

Publica textos sin errores 

que te ayuden a conectar con tus potenciales clientes.

Escribe tus textos sin miedo ni limitaciones, a tu ritmo, con tus palabras. 

Cuando los tengas, envíamelos para que los revise. Me ocuparé de corregir los errores de ortografía, gramaticales y de maquetación que pueda haber. Si lo prefieres, también puedo darle una vuelta al estilo: ajustar el tono que hayas empleado para que no pierda profesionalidad, mejorar la expresión, el vocabulario…

Después de mi revisión, tus textos habrán ganado en calidad, su mensaje llegará claramente a tus lectores y estarán listos para ser publicados.

Publica textos sin errores 

que te ayuden a conectar con tus potenciales clientes.

Escribe tus textos sin miedo ni limitaciones, a tu ritmo, con tus palabras. 

Cuando los tengas, envíamelos para que los revise. Me ocuparé de corregir los errores de ortografía, gramaticales y de maquetación que pueda haber. Si lo prefieres, también puedo darle una vuelta al estilo: ajustar el tono que hayas empleado para que no pierda profesionalidad, mejorar la expresión, el vocabulario…

Después de mi revisión, tus textos habrán ganado en calidad, su mensaje llegará claramente a tus lectores y estarán listos para ser publicados.

¿necesitas poner un revisor de textos en tu vida? 

¡descúbrelo con este test!

Quizás piensas que escribes muy bien y que tú no cometes faltas. ¿Estás seguro? Puede que haya nuevas reglas que no conoces…

Ponte a prueba con este test y descubre en un par de minutos algunos de los errores más frecuentes que suelo encontrar publicados.

¿necesitas poner un revisor de textos en tu vida?

¡descúbrelo con este test!

Quizás piensas que escribes muy bien y que tú no cometes faltas. ¿Estás seguro? Puede que haya nuevas reglas que no conoces…

Ponte a prueba con este test y descubre en un par de minutos algunos de los errores más frecuentes que suelo encontrar publicados.